Montse Gisbert y “En casa de los tres cerditos huele mal”: “Del cuento de los tres cerditos lo que más me conmueve es la solidaridad entre los hermanos cerditos”

Written by redaccion on . Posted in Noticias 1 Comment

Érase una vez tres hermanos cerditos que vivían en una casa del bosque. Hacía bastante tiempo que no se bañaban, así que la casa olía muy mal. Tan mal que nadie se acercaba a visitarlos, ni siquiera el lobo. Pero un día, papá y mamá deciden que es hora de bañarse…¡y a nuestros amigos no les parece una buena idea! Esta divertida historia escrita e ilustrada por Montse Gisbert nos llevará a través de las aventuras de tres cerditos que deciden que no quieren bañarse, hasta un final inesperado ¿O quizás no tanto? Descúbrelo en este libro, “En casa de los tres cerditos huele mal”, editado por Canica Books, que así es como nos lo presenta en su página web. Nosotros hemos hablado con Montse Gisbert sobre este proyecto.

¿Cómo nació este proyecto? “En un momento en que me apetecían historias frescas, ligeras… donde la sola finalidad fuese la de hacer pasar un buen rato. Se me ocurrieron unas cuantas, las hice y las guardé en un cajón. Pasó un tiempo hasta que un día Clara Canela de Canica Books me preguntó si tenia algún proyecto para proponerle. Pensé que esas historias podrían corresponder a la linea editorial de Canica. Le envié tres maquetas y fue la que olía más mal ¡la que le gustó!

¿Qué relación tienes con el clásico de los tres cerditos? ¿Cómo se te ocurrió volver a meterte en esa casa…? “El cerdito en sí es un animalito que siempre me ha gustado dibujar. Le tengo mucho cariño. Con poquitos trazos le puedes dar mucha ternura, humanizarlo fácilmente”.

“Del cuento de los tres cerditos lo que más me conmueve es la solidaridad entre los hermanos cerditos. Al principio se hacen casas por separado pero al final acaban juntitos otra vez, ¡me encanta! Pero lo que no me gusta es cuando cae el lobo dentro de la marmita y se quema, ¡que horror! En realidad el lobo es un animal al que le tengo mucho cariño también…”

¿Qué dirías que tienen de característico las ilustraciones para este proyecto? “La espontaneidad y ligereza del trazo… que con la poca aplicación de color lo pone más en evidencia”.

¿Qué hay de diferente respecto a otros trabajos? “Menos color”.

¿Con qué técnica están hechas las ilustraciones para este libro? “El trazo está hecho a la pluma con tinta china. Un poco de gouache muy diluida, lápiz y collages”.

¿Es la que utilizas habitualmente? “Hago casi siempre el contorno de los dibujos con pluma y tinta china. Y siempre utilizo la gouache como técnica principal y el collage”.

Volviendo a la historia, ¿crees que los clásicos son una gran fuente de nuevas historias? “Sin duda alguna. Pueden atravesar épocas y modas diferentes, pero retratan siempre temas clásicos y universales que siempre están de actualidad”.

¿Estás trabajando en algún proyecto nuevo? ¿Qué nos puedes contar? “Pues otro guiño a un clásico… ¡Con lobo también!”

¿Te gustó esta entrevista? Apóyanos usando Dropcoin.

Trackback from your site.

Comments (1)

Leave a comment

“La canción del oso” de Benjamin Chaud

Empieza la hibernación y papá oso ya está roncando. Pero, de pronto, una abeja pasa zumbando por allí cerca y el osito decide seguirla pensando en la miel que podrá encontrar. Papá oso se despierta, ¿dónde está el osito? Benjamin Chaud está detrás de “La canción del oso”.

Un hombre con una sardina en la cabeza

En este libro-juego de 36 fichas encontrarás imágenes y textos, que solo tendrán sentido si añades tu imaginación. Puedes crear una larga historia, o un pequeño relato. Tres Tigres Tristes trae “¿Qué hace un hombre con una sardina en la cabeza?” de Guridi.

“Tren de invierno”

Se acerca el invierno y, como todos los años por estas fechas, los animales del bosque toman el tren que los llevará hacia tierras más cálidas. Cuento de Luz nos trae "Tren de invierno", un precioso libro escrito por Susanna Isern e ilustrado por Ester García.

Contacto

Teléfono:
+34 630 752 372

Dirección:
erranT espacio cowork. Calle Cruz 19b, esquina Calle Verónica de la Magdalena. 18002. Granada. España