Lilith Moscon y Francesco Chiacchio nos hablan de ‘Un regalo para Nino’: “Cada regalo pide que se den las gracias de una forma silenciosa, pronunciándolas desde una ventana, en medio de la noche, y dirigiéndose a la luna y a las estrellas”

Written by redaccion on . Posted in Internacional, Noticias No Comments

Nino el cartero vive en el número 753 de la Gran Vía. Él es una de esas personas que emanan buen humor y lo contagian a cualquiera. Sin embargo, como nada es perfecto, a veces al anochecer, incluso Nino se siente solo: le hubiese encantado tener un hijo.

Un día, Nino hace una serie de encuentros asombrosos: animales que llevan partes de un cuerpo humano justo al número 753 de la Gran Vía. Cada animal aprovechará para recordarle a Nino lo importantes que son nuestros sentidos para conocer de verdad el mundo que nos rodea. A llegar a casa, Nino encontrará una sorpresa. Así nos presenta la editorial A buen paso este libro, ‘Un regalo para Nino‘. Un trabajo de Lilith Moscon y Francesco Chiacchio. Con los dos hemos charlado sobre este proyecto.

01

Lilith: “Un regalo para Nino nació al principio de mi año de formación en el Teatro de los Sentidos, compañía dirigida por Enrique Vargas en Barcelona. Probablemente he escrito esta historia para demostrar mi agradecimiento a una persona muy querida por mí, que sin embargo ha decidido desaparecer de mi vida. El “probablemente” tiene que ver con el hecho de que es difícil, o incluso directamente imposible, recuperar las razones por las que se escribe. Yo por ejemplo escribo casi siempre empujada por una urgencia genérica de escribir. Entonces me siento a la mesa y el cuento toma vida a medida que lo voy escribiendo. Normalmente esbozo una estructura rápida antes de empezar, pero casi nunca la respeto. Un buen cuento supera siempre la estructura que he establecido con antelación, como si las palabras, llegadas a cierto punto, tomaran el control y crearan personajes y tramas según sus designios. Cuando eso pasa significa que mi trabajo ha sido honesto y me considero satisfecha”.

Un regalo para Nino es sin duda uno de esos cuentos que no solo me han generado satisfacción desde el primer instante, sino también emoción. La tristeza con la que empecé a escribirlo ha dejado lugar a una fina melancolía, luego, de repente, a la felicidad y finalmente a la risa. Se trata de una obra que toca de manera inevitable el tema de la transformación, de cómo todo en nuestra vida está sujeto al cambio: de un día para otro la soledad puede transformarse en compañía, así como la tristeza en alegría. Además se trata de un trabajo en el que han influido las enseñanzas y la atmósfera del Teatro de Vargas, al menos por lo que tiene que ver con la manera en la que yo las he experimentado. De hecho la dedicatoria del libro es para él y su compañía. Si hay que decirlo todo, este cuento nace de la subida que desde Plaza de España llega al Teatro de los Sentidos. Nació en el Camí del Polvorí, acompañado por el sonido de los papagayos, debajo de las pausas de luz entre una palmera y la otra”.

02

Francesco: “Hacía tiempo que Lilith Moscon y yo deseábamos trabajar juntos en un libro ilustrado, ya que nos estimamos el uno a la otra y tenemos una sensibilidad muy parecida. El momento en el que la imaginación de dos personas se encuentra y éstas se iluminan la una a la otra constituye siempre un momento mágico. Arianna Squilloni, editora de A buen paso, se enamoró de la historia de Nino escrita por Lilith y decidió transformarla en libro, de manera que por fin hemos tenido la oportunidad concreta de probar a colaborar. Le he propuesto a la editora algunos dibujos de prueba y le han gustado: la tripulación estaba lista para el viaje”.

Lilith: “No creo que se pueda escribir con el deseo de transmitir unos mensajes concretos. Los mensajes, si se hallan dentro de una obra, se manifiestan después de que has terminado de escribirla y son tantos como sus lectores. La belleza de un trabajo artístico depende de su apertura, de la manera en la que le permite encontrar mensajes distintos a cualquiera que se le acerque. ‘Un regalo para Nino’ a mí me ha hablado de la importancia de la gratitud, del milagro del regalo, de la belleza de sentirse parte de una colectividad que también puede sostenernos y trabajar para la realización de nuestros deseos. Se trata de un cuento sobre el conocimiento, sobre la manera en la que los sentidos son indispensables para conocernos a nosotros mismos y el mundo, y sobre cómo, a veces, tenemos que confiar en la maravilla para comprender el lenguaje del mundo y los regalos que éste sabe entregarnos”.

“El tema central del cuento para mí se halla en el título, y me refiero a la palabra “regalo”. Los regalos nos llegan cuando se ha creado un espacio dentro de nosotros mismos para que puedan alcanzarnos, y cuando la realidad ha abierto una grieta para acogerlos; pueden sorprendernos en los momentos más inesperados y tener el aspecto más improbable. Hacen falta confianza y fantasía para poderlos ver y estar listos a recibirlos. Es necesario que llegue esa “mañana cualquiera”. Además es mejor no preguntarse mucho de dónde vienen, porque cada regalo pide que se den las gracias de una forma silenciosa, pronunciándolas desde una ventana, en medio de la noche, y dirigiéndose a la luna y a las estrellas”.

03

Francesco: “Empecé a trabajar en las imágenes buscando un trazo acorde al humor del cuento. Como indicaba antes, he hecho varios dibujos, con distintas técnicas, hasta que he llegado a un estilo que parecía dar con el tono de la historia. Dibujar el storyboard ha sido un pasaje fundamental y decisivo para esta búsqueda: definir la secuencia de las escenas me ha llevado a tomar todavía mayor confianza con el cuento y sus personajes. He trabajado muy rápido en el storyboard, de manera instintiva, y me he dado cuenta de que la técnica que se estaba imponiendo me permitía jugar, pasármelo bien con la frescura del trazo y del color tanto que me dejaba mantener viva una buena expresividad”.

Lilith: “Admiro el trabajo de Francesco Chiacchio. Es variado, rico y genial en su versatilidad. Por esta razón la creación del libro con él ha sido bastante sencilla. He encontrado su primera propuesta de storyboard tan bella y fresca que he preferido darle completa libertad a la hora de realizar las láminas definitivas. Ha habido algunos momentos de diálogo y de intercambio, pero siempre en el marco de una gran estima y confianza recíproca. Ilustrar es como escribir una historia dentro de la historia y creo que hay que dejar que el segundo narrador esté libre de actuar de la manera que considere más oportuna, al menos en una primera fase”.

“Primero se ha escrito el texto y en un segundo tiempo Francesco lo ha ilustrado. En este sentido no ha habido colaboración, aunque me gusta pensar que las ilustraciones han cooperado de manera muy sabia en la labor de representar adecuadamente los distintos momentos emocionales y narrativos del cuento. Si miramos el proceso a partir de esta última perspectiva entonces sí ha habido colaboración”.

04

Francesco: “En este libro he trabajado de manera distinta respecto a otras experiencias. A partir del empleo del color que, a diferencia de mis otros trabajos, en este predomina con sus tonos saturados y brillantes. Ha sido una sorpresa también para mí descubrir todo esto a lo largo de la misma realización de las ilustraciones. Soy bastante ecléctico en mi trabajo, no tengo un estilo de referencia. Tengo más la tendencia a amoldarme al texto que está delante de mí, tratando de comprender su carácter a través del dibujo, de manera figurativa. En calidad de artista, pero sobre todo de ser humano, vivo continuas mutaciones y transformaciones: varían los gustos, el humor, las amistades… Todo eso influencia mi manera de percibir el mundo y por lo tanto también la elección de las herramientas que me permiten interpretarlo”.

¿Con qué técnica están hechas las ilustraciones? Francesco: “Las líneas negras están realizadas con una pluma, a tinta. Para las manchas de color he utilizado tintas de colores que he aplicado con el pincel. En un momento posterior, en algunas láminas he utilizado también lápices y con pequeñas intervenciones de collage. He seguido mi deseo de volver a un tipo de ilustración que amé profundamente de niño y que amo aún a día de hoy. De hecho, si puedo mencionar dos nombres, las ilustraciones de este libro están dedicadas a Quentin Blake y Adelchi Galloni, que para mí son dos maestros a los que debo una infancia y una vida más felices, así como el amor por el dibujo”.

05

Háblanos también un poco del uso del color… Predominan el azul y el amarillo… “No soy muy habilidoso con el color, todavía tengo mucho que aprender. La técnica del collage me ha ayudado a romper las hesitaciones y los miedos a la hora de emplearlo. Después he empezado a pintar con tintas de colores en mis cuadernos hasta que con este libro he decidido dar el salto. Por lo tanto he elegido como colores dominantes varias escaleras de tonos de dos colores primarios: como soy un principiante, no me veía capaz de zambullirme desde buen principio saltando de las rocas más altas”.

Algo que no es ni azul, ni amarillo, la bicicleta roja, ¿existe en casa esa bicicleta roja? “Sí, mi idea de trabajar mucho con los colores primarios ha nacido también del color de la bicicleta, el rojo que ya se indicaba en el texto. Ahora que pienso en ello, todo el color de este libro ha nacido a partir del rojo de la bicicleta de Nino. En casa no hay ninguna bicicleta roja, pero ha sido muy divertido dibujarla, cosa que sigo haciendo de vez en cuando aunque el libro ya esté acabado. Lilith tiene una bicicleta, pero es lila. Yo hace muchos años que me digo que compraré una, pero al final sigo aplazando la compra y desplazándome andando. A lo mejor es porque he nacido y crecido en colina y soñaba con llegar a la ciudad rápidamente, sin tener que depender del bus o del coche. Ahora que vivo en el centro histórico de Florencia disfruto del lujo de poderme desplazar andando”.

06

¿Algún proyecto nuevo entre manos? Francesco: “Pronto saldrá otro libro, siempre en A buen paso, y estoy muy contento de ello. Además estoy empezando a desarrollar un trabajo sobre el tema del circo, que es un tema que me fascina, mientras tanto elaboro ideas para una nueva serie de cuadros… ¡Me encantará enseñaros algunas novedades lo antes posible!”

Trackback from your site.

Leave a comment

“La canción del oso” de Benjamin Chaud

Empieza la hibernación y papá oso ya está roncando. Pero, de pronto, una abeja pasa zumbando por allí cerca y el osito decide seguirla pensando en la miel que podrá encontrar. Papá oso se despierta, ¿dónde está el osito? Benjamin Chaud está detrás de “La canción del oso”.

Un hombre con una sardina en la cabeza

En este libro-juego de 36 fichas encontrarás imágenes y textos, que solo tendrán sentido si añades tu imaginación. Puedes crear una larga historia, o un pequeño relato. Tres Tigres Tristes trae “¿Qué hace un hombre con una sardina en la cabeza?” de Guridi.

“Tren de invierno”

Se acerca el invierno y, como todos los años por estas fechas, los animales del bosque toman el tren que los llevará hacia tierras más cálidas. Cuento de Luz nos trae "Tren de invierno", un precioso libro escrito por Susanna Isern e ilustrado por Ester García.

Contacto

Teléfono:
+34 630 752 372

Dirección:
erranT espacio cowork. Calle Cruz 19b, esquina Calle Verónica de la Magdalena. 18002. Granada. España